Política

Elecciones 2019Finalmente Sergio Massa será candidato a diputado nacional

Sergio Massa

El líder del Frente Renovador confirmó este martes lo que se rumoreaba desde hace días: encabezará la lista K de candidatos a diputados por la provincia de Buenos Aires. 

Finalmente Sergio Massa no será candidato a presidente y el kirchnerismo lo dejó como candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en la boleta de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

«Tomamos la decisión de encabezar la lista de diputados de Buenos Aires», confirmó Massa durante su exposición en el ciclo «Democracia & Desarrollo» que organiza Clarín en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) bajo el título «Argentina en un año clave: desafíos internos y externos». 

«Creo que es un tiempo donde cada uno tiene que tener una dosis de humildad y saber hasta dónde le da la capacidad para pelear en el momento o lugar, siento que nuestra responsabilidad hoy debe estar más puesta en construir una gran mayoría opositora, más allá de mi lugar personal hay que darle a los argentinos esa nueva mayoría», dijo

«Lo primero que me gustaría contarte es que hace años que vengo planteando lo mismo que voy a plantear ahora, que tuve, tengo y voy a tener siempre el deseo de ser presidente de la Argentina.Construimos un equipo que conoce bien al Estado, que tiene una enorme capacidad para comprender y plantear respuestas para resolver los problemas del país», sostuvo. 

«Argentina tiene que recorrer un camino de desafíos y cambios que nos imponen tolerar diferencias con el otro», argumentó, al explicar su reconciliación política con la expresidenta y el kirchnerismo, al que enfrentó en 2013 y en 2015 en las urnas. 

En el mismo ciclo que organiza Clarín, disertaron además los también candidatos a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto (Juntos por el Cambio) y Juan Manuel Urtubey(Consenso 2030). La apertura estuvo a cargo del ex presidente de Chile, Ricardo Lagos.

Massa defendió su decisión de sumarse al kirchnerismo en la actualidad del país, y recordó que es «un dirigente que siempre toma decisiones contra corriente».

«En 2007 la gran mayoría que valoraba nuestra gestión en Anses me pedían que fuera funcionario nacional y no perdiera el tiempo yendo a gobernar una ciudad, Tigre. Después de la 125 cuando parecía que todo era derrumbe me invitan a ser Jefe de Gabinete y tomé la decisión de participar y pude reconstruir un vínculo con un sector que había sido de los más lastimados. Cuando decidí irme del gobierno, la mayoría hacía fuerza por entrar. Y en 2013, cuando la gran mayoría de la dirigencia peronista hacía silencio ante la posibilidad de que se modificara la constitución decidí romper”, resaltó.

En términos electorales, explicó que «las puntas cayeron hacia una ancha avenida del medio: más allá de la cuestión de la pelea, lo que triunfó en Argentina es una etapa donde tiene que haber diálogo, moderación política, encuentro».

Un punto clave de su decisión es la figura de la ex presidenta Cristina Kirchner. Si bien resaltó la «experiencia» que tiene en el manejo del Estado, intentó dejar en claro la autonomía del Frente Renovador: «Nosotros vamos a ocupar nuestro espacio y ella ocupará el suyo. Está la idea de querer imponer que somos todos tontos y nos manejan desde atrás, y no es así».

Massa también marcó sus diferencias con el ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni: «Estoy en las antípodas de su pensamiento jurídico», aseveró. Y también intentó minimizar las afirmaciones de Alberto Fernández, el candidato presidencial del espacio del que ahora forma parte, sobre la posibilidad de rever las causas judiciales que involucran a ex funcionarios kirchneristas. 

«A mí me parece que hay una idea de tratar de llevar la discusión a lo que dijo o lo que no dijo. En 2013, cuando muchos de los que callaron callaban, Alberto Fernández estaba a mi lado defendiendo la Constitución. Era mi jefe de campaña. Y valoro mucho los hechos», enfatizó.

Según supo Clarín, Massa declinó su candidatura luego de una intensa negociación, en la que uno de los puntos clave fue la pelea por los lugares en las listas de diputados de la provincia de Buenos Aires. En ese tira y afloje, el tigrense se quedaría con seis de los primeros 20 lugares de la boleta kirchnerista, que encabezará. 

Esa pulseada se proyecta, además, al resto de los estamentos: concejos deliberante, legislatura bonaerense e intendencias, donde la de Tigre, su pago chico, aparece como uno de los reclamos del ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner. 

Días atrás, el intendente del partido, Julio Zamora, que fue delfín del propio Massa, denunció que su expadrino político buscaba proscribirlo e inició conversaciones con Miguel Ángel Pichetto, en busca de un salvavidas del oficialismo nacional.  

Consultado sobre si estaba de acuerdo con la política económica que llevó adelante Cristina Kirchner, Massa recordó: “Pocos días antes de que me convocaran para ser jefe de gabinete en 2009, la tapa de Noticias decía ‘Cobos nos salvó del infierno’. Lo decía yo. Puedo decir cosas que gustan y cosas que no, pero digo lo que pienso».

«Hoy me siento un hincha de Atlanta en la tribuna de Chacarita”, remató el candidato. 

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores