Economía y Negocios

Relevamiento en supermercadosEl gobierno restituyó el IVA y algunos alimentos aumentaron en Salta hasta un 110 por ciento

En la ciudad de Salta, la sensación después del 31 de diciembre del año pasado fue que todo estaba carísimo.

La inflación estimada desde que se tomó la medida hasta diciembre fue de alrededor del 19 por ciento. Fue poca la oferta de los artículos de Precios Cuidados que se lanzó el miércoles.

Luego de la vuelta del IVA, que representa el 21 por ciento del costo de cualquier producto en la Argentina, algunos alimentos en Salta  superaron el 110 por ciento neto con respecto a los valores.

En un relevamiento por supermercados mayoristas de la ciudad de Salta, se comprobó que la suba de alimentos de consumo familiar, más allá del 21 por ciento, superó el valor de la inflación, que desde mediados de agosto, cuando se quitó este impuesto de algunos productos, hasta fines de diciembre fue de alrededor del 19 por ciento.

En un supermercado mayorista, en el que entre fines de agosto y principios de septiembre un paquete de arroz de medio kilo costaba 11,99, ahora se vende a 27,78 pesos: el aumento fue del 110,69 por ciento. El kilo de arroz de la misma marca, que costaba 23,99, ahora vale 44,69 pesos: una suba del 65,29 por ciento.

Una botella de aceite de girasol de 900 cc, que valía 46,3 pesos, ahora cuesta 92,2. El aumento de este producto, tras descontar el IVA, fue del 78,14 por ciento.

En este supermercado, uno de los productos que menos subió fue el paquete de fideos de medio kilo, que costaba 17,99, y ahora vale 26,69. El aumento, tras quitar el IVA del valor actual, es del 27,3 por ciento.

Los otros alimentos de la canasta básica, como yerba y azúcar, aumentaron entre un 34,09 y un 38,75 por ciento neto.

A mediados de agosto de 2019, el expresidente Mauricio Macri anunció una serie de medidas para «tranquilizar» la economía, tras la fuerte devaluación que hubo luego de las PASO nacionales y en medio de un contexto de fuerte recesión económica.

Una de las medidas que tomó -por primera vez en la historia argentina- y que terminó a fin de año, fue la eliminación del IVA de productos de la canasta básica de alimentos, como leche, yogur, azúcar, yerba, arroz, pastas y aceite, entre otros. El 31 de diciembre de 2019 rigió por última vez esta medida. De acuerdo con información oficial, el Gobierno, los supermercados y los productores llegaron ese día a un acuerdo para que el sector empresarial absorbiera el 100 por ciento del impuesto en el precio de la leche, que no subiría de precio, y dos tercios del gravamen sobre el resto de los alimentos que volverían a tributar IVA desde el día siguiente.

A partir de este acuerdo, si bien la leche no modificaría su valor, los yogures, el azúcar y la harina subirían un 7 por ciento y el aceite, el 9 por ciento, entre otras variaciones.

En la ciudad de Salta, la sensación después del 31 de diciembre del año pasado fue que todo estaba carísimo.

En otro mayorista relevado, el kilo de azúcar costaba 29,89 a principios de septiembre y los últimos días, 58,43 pesos: un aumento del 74,48 por ciento. Un paquete de yerba de medio kilo que a fines de agosto costaba 43,99, ahora vale 86,64 pesos: una suba del 75,95 por ciento. Otra marca de yerba premium, que antes costaba 98,99 pesos, ahora vale 185,99: un alza del 66,89 por ciento.

En el mismo lugar, un envase de leche larga vida que valía 31,99 pesos, ahora cuesta 46,85: este producto aumentó un 25,45 por ciento.

El producto que menos subió en este lugar fue el aceite, que varió entre 5,21 y 10,67 puntos porcentuales desde entonces hasta ahora. El valor de los fideos varió de manera menos regular, con aumentos de entre el 20 y el 40 por ciento.

El yogur, caro

En un relevamiento que hizo El Tribuno por supermercados y mayoristas los primeros días de enero, para observar el aumento del costo de algunos alimentos de la canasta básica tras la vuelta del IVA, se encontraron precios exorbitantes en los lácteos, alimentos fundamentales en la dieta de todas las personas, pero, sobre todo, en la de niños, niñas, adolescentes y adultos mayores.

En los supermercados, el sachet de primera marca de yogur oscilaba entre 96 y 120 pesos. Los más económicos no valían menos de 62,5 pesos.

Poca leche y queso caro

En todos los lugares consultados, llamó la atención la falta de leche en sachet. Por el contrario, era más común encontrar la leche en el envase de tetra brik. La marca más económica de leche larga vida valía 42,34 pesos y la más cara, 75,99.

Entre las leches en sachet, la más barata salía 56,4 pesos y la más cara, 75.

El queso cremoso por kilo en los supermercados costaba un promedio de 331,64 pesos. En los mayoristas, el costo era bastante más bajo -el kilo, 259,80-, aunque la única opción era comprar la horma entera.

El costo de la yerba común por kilo en los súper era de 223,5 pesos; el de la yerba compuesta, de 252 pesos.

Solo en un supermercado de los cuatro relevados había carteles de Precios Cuidados, un programa nacional que estaba vigente hasta este martes y que el Gobierno relanzó a partir de este miércoles.

 

Fuente: El Tribuno

 

 

Etiquetas


CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android


Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

ClimaTierra del Fuego: autos y olas congeladas por el temporal de frío extremo
Ver anteriores