Nacionales

En 12 años perdió US$ 7.300 millonesEl agujero negro de Aerolíneas Argentinas: en 2021 tendrá un déficit de US$ 564 millones

Este año, con los aviones en tierra, el rojo superará los 700 millones de dólares. El Presupuesto 2021 estima pérdidas por 45.000 millones de pesos

La mayor parte de su flota está en tierra hace seis meses y en buena medida, muchos de esos aviones ya no volverían a volar con sus colores. «La gente de Relaciones Laborales con la que nos juntamos nos empezó a decir que por el panorama de Austral, a nivel económico, era mejor deshacerse de la empresa. ¿Por qué? Porque hoy, con lo la dotación que hay en Aerolíneas y lo poco que se va a volar en un futuro cercano, que encima es incierto, tranquilamente podrían prescindir de los 471 tripulantes de cabina de Austral. Fue muy duro, directo al hueso». dice un audio de Whatsapp que circula entre los tripulantes de cabina de Austral, la línea aérea que está en proceso de ser absorbida por su controlante, Aerolíneas Argentinas.

Aerolíneas Argentinas, al igual que Austral, tienen la mayor parte de sus aviones en tierra hace seis meses, así como dos tercios de su personal trabajando desde su casa, o directamente suspendido. La empresa no puede ni siquiera programar en firme el regreso de sus vuelos regulares, ya que el Gobierno ha corrido la fecha hacia adelante, hasta ahora en dos ocasiones, sin dar una señal concreta.

Prácticamente sin ingresos, la cuenta de gastos de este conglomerado de cinco empresas estatales con 12.000 empleados es un enigma: sus directivos aseguran que aun no tienen una dimensión concreta de cuánto serán sus pérdidas durante este año, aunque dan por seguro que serán «más de 700 millones de dólares», que era la estimación a comienzos de este año, antes de la pandemia, cuando la mayor parte de los 86 aviones de Aerolíneas y Austral despegaban todos los días, en algunos casos varias veces al día.

Pero aun sin saber cuánto será el rojo de la empresa durante 2020, el titular de Aerolíneas, Pablo Ceriani, ya envió al Congreso la cuenta de ingresos y gastos que prevé para el año próximo: el déficit de la línea aérea estatal, que para diciembre podría haber terminado de absorber por completo a Austral, equivaldrá a 564 millones de dólares. Una vez más, será el Estado el que deba salir en auxilio de la línea aérea, tal como lo viene haciendo desde julio de 2008.

Según las planillas del proyecto de Presupuesto 2021, Aerolíneas Argentinas y sus empresas controladas tienen previsto facturar el año que viene 127.318 millones de pesos, mientras que los gastos ascenderían a poco más de $172.315 millones. Eso arrojará un déficit de $44.997 millones que, si se hiciera la conversión a dólares con el tipo de cambio del viernes, arroja 564 millones de dólares.

¿Y para este año? En febrero, antes de la pandemia, Ceriani había reclamado al Poder Ejecutivo una partida de 700 millones de dólares para hacer frente tanto a los costos operativos de este año como a lo que el funcionario denominó los «pasivos ocultos» de los cuatro años de macrismo.

Aerolíneas fue estatizada en julio de 2008. Fue cuando el grupo español Marsans informó al Poder Ejecutivo que no tenían dinero suficiente para pagar los sueldos de ese mes a los que por entonces eran 8.500 empleados. El entonces secretario de Transporte de Cristina Kirchner, Ricardo Jaime, y el ministro de Planificación, Julio De Vido, se instalaron en el noveno piso del edificio de Bouchard al 400 donde funcionaban las gerencias de Aerolíneas. Un año más tarde, en julio de 2009, fue designado presidente Mariano Recalde, quien se mantuvo en ese puesto hasta diciembre de 2015. Hoy, si bien es senador nacional por la Capital, Recalde sigue siendo el referente político de Ceriani, quien lo había secundado en Aerolíneas entre 2013 y 2015.

Durante la gestión de Cristina Kirchner, el Estado giró a las dos líneas aéreas el equivalente a 4.756 millones de dólares, según el Balance 2018 de Aerolíneas. Los aportes del Tesoro se atenuaron en los primeros tres años del macrismo (bajaron de un promedio de US$ 600 millones por año a menos de US$ 300 millones), pero pegaron un salto el año pasado, cuando la sucesión de devaluaciones impactó en los ingresos de la empresa y el rojo fue de US$ 680 millones. En total, los subsidios a Aerolíneas en los cuatro años de la gestión Macri fueron de US$ 1.402 millones.

A comienzos de este año, Ceriani dijo que iban a necesitar 700 millones de dólares para hacer frente a gastos corrientes y para renegociar «pasivos ocultos» que, dijo, habían quedado en la empresa tras cuatro años de gestión del gobierno de Macri, durante los cuales hubo tres presidentes: Isela Costantini, Mario Dell’Acqua y Luis Malvido.

Pero con la pandemia los vuelos quedaron en tierra a partir del 20 de marzo, con excepción de los que la empresa hizo para repatriar argentinos en el exterior y unos 35 vuelos de carga a China para traer insumos médicos. Ceriani comenzó a aplicar una serie de medidas de ajuste, como suspensiones a un tercio del personal y jubilaciones anticipadas. Pero la cuenta de gastos no bajó sustancialmente: el ajuste más importante hasta el momento es la fusión entre Aerolíneas y Austral, un proceso que está dando lugar a una dura negociación por parte de los pilotos y tripulantes de a bordo de esta última línea aérea: Aerolíneas les propuso mantenerles las fuentes laborales y los salarios, pero no les respetará ni la antigüedad ni el escalafón. Desde fines de 2015, la plantilla de empleados de Aerolíneas y sus empresas controladas (Austral, JetPaq, Optar y Aerohandling) es de poco más de 12.000 empleados.

«Es probable que la pérdida sea más abultada que los 700 millones de dólares que habíamos estimado a comienzos de año», dijeron fuentes de la compañía. «Pero hay una serie de gastos que teníamos pensado hacer este año que fueron refinanciados para más adelante: se las cuotas de los alquileres de aviones, se negoció YPF, con el Banco Nación, con el Banco de Desarrollo (de Brasil, acreedor por la compra de aviones Embraer de Austral) y con la mayoría de los proveedores. Son un montón de pagos que se fueron refinanciando, y algunas de esas renegociaciones están en curso. De modo que el rojo de este año va a ser mayor a los 700 millones de dólares que se preveía a principios de año, pero todavía no sabemos cómo vamos a cerrar el año».

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Kevin Carter: el fotógrafo que mostró los horrores del mundo y no pudo vivir con ellos
Ver anteriores