Policiales

Facturas truchasEl abogado del socio de Matías Huergo, dice que Romero «era un cadete»

El abogado Federico Frías, y atrás de la puerta asoma su defendido, Rubén Romero, socio de Huergo. Foto: El Tribuno/Jan Touzeau

Afirma que hacía trámites menores a pesar de que figura en el directorio de empresas. Dudas por una humilde vivienda.

Rubén Gerardo Romero tiene 74 años y figura, en al menos dos empresas, como socio del detenido empresario Matías Huergo Cornejo. El hombre declaró este miércoles durante más de tres horas ante el juez federal 1 de Salta Julio Leonardo Bavio, en la causa que se sigue por facturas apócrifas.

Comenzó la declaración indagatoria a las 09.30 en  la sala de audiencias, donde permaneció hasta las 13. Al salir del recinto se negó a brindar declaraciones a la prensa, pero su abogado, Federico Frías, explicó que su defendido declaró respecto de las imputaciones y manifestó su inocencia.

Al ser consultado sobre si su cliente integraba las empresas en cuestión y si era socio de Huergo, actualmente detenido por supuesta infracción a la Ley 24.769 de delitos tributarios, el letrado respondió que «no». «El formaba parte de una empresa, pero ha explicado las características de por qué integraba. Solamente les voy a decir eso para preservar el derecho de defensa de mi cliente», dijo.

Al ser preguntado por la figura de la asociación ilícita, Frías contestó que «la imputación es similar en todos los casos, pero voy a preservar a mi cliente de todo lo que se dijo, a tratar de mantenerlo tranquilo porque es un señor grande, de 74 años, que necesita poder transitar este período de la manera más calma que se pueda».

Y luego reiteró que su defendido declaró que es inocente. Sobre la actividad que este realizaba en la empresa, señaló: «Él era un cadete. Hacía trámites menores». Y agregó que la citación a declarar en la causa le provocó sorpresa a su defendido, y que este ya no integra la empresa. Sin embargo, trascendió que lo manifestado por Romero en su declaración no sonó muy convincente para quienes lo escuchaban. Fuentes de la Justicia Federal prácticamente descartaron la hipótesis de que Romero podría haber sido utilizado por Huergo para las maniobras ilícitas y sostienen que «Romero formaba parte de los directorios de las empresas».

Esto lo afirman porque en todos los documentos de constitución de las empresas utilizadas para hacerse de obras públicas figuraba Romero.

La casa humilde del «socio» de Huergo

La última dirección de Gerardo Romero es una pequeña casa de barrio.

Los distintos domicilios legales que fue registrando el septuagenario Gerardo Rubén Romero en la constitución de distintas empresas investigadas por la Justicia Federal por supuestas operaciones millonarias fraudulentas son, en apariencia, propias de una persona de condición económica humilde.

La última propiedad que figura como la residencia del «socio» de Matías Huergo está ubicada en la calle Territorio de Misiones del barrio Intersindical.

Esa dirección figura en un edicto de abril de 2017 de la empresa Arcadio, cuando a Gerardo Romero se lo nombró como gerente de la firma.

En esa dirección hay estacionada una coupé Ford Taunus en el garaje, pero ni el auto ni la humilde casa pertenecen a quien se supone tendría que tener un buen pasar económico de acuerdo a los montos que facturaron sus empresas.

Vecinos del lugar aseguraron que nunca conocieron a ningún Romero en esa vivienda, según publicó El Tribuno.

 

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores