Nacionales

Esta madrugadaDetuvieron a Carlos Zannini y Luis D’Elía por el encubrimiento del atentado a la AMIA

Carlos Zannini fue detenido en su casa de Río Gallegos, Santa Cruz. /Windata

La orden la dictó el juez Claudio Bonadio, que instruye la causa iniciada a partir de la denuncia de Alberto Nisman. Fuentes judiciales adelantaron que el magistrado también podría pedir la detención de la ex presidenta Cristina Kirchner.

Carlos Zannini, ex secretario de Legal y Técnica durante los gobiernos Néstor y Cristina Kirchner, y el dirigente piquetero Luis D’Elía, quedaron   detenidos durante la madrugada de hoy en el marco de la causa en la que están imputados por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través de la firma del Memorándum con Irán. 

A Zaninni lo arrestaron en Río Gallegos por orden del juez Bonadio. Es investigado por supuesto encubrimiento en la causa AMIA. Fue secretario Legal y Técnico de la presidencia durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

En el caso de D’Elía, la detención se produjo pasadas las 6 de la mañana en su domicilio, ubicado en el barrio El Tambo, de Isidro Casanova. En los últimos minutos también quedó detenido  el supuesto lobbista iraní Yussuf Khalil.

Ambos están imputados por el juez federal Claudio Bonadio en la causa que se inició a partir de la denuncia realizada por el fiscal Alberto Nisman días antes de ser hallado muerto en su departamento del complejo Le Parc, en el barrio porteño de Puerto Madero.

El ex secretario Legal y Técnico durante los doce años de la gestión K, Carlos Zannini, está preso. Fue detenido esta noche en Río Gallegos, Santa Cruz, por orden del juez Claudio Bonadio. El magistrado instruye la causa judicial que investiga si el Gobierno de Cristina Kirchner utilizó el llamado Memorando con Irán para garantizarle impunidad a los ciudadanos iraníes imputados en la Justicia por ser considerados posibles autores del mayor ataque terrorista de la historia de la República Argentina, la voladura de la AMIA.

Se confirmó esta información, de enorme impacto político, gracias a fuentes oficiales, de las fuerzas de seguridad y de la policía santacruceña, según informó Clarín.

Debido a la hora en que se realizó la detención del ex funcionario, aun no se oficializaron los cargos por los que cayó preso.

Zannini fue el autor y firmó todos los decretos de los doce años de Presidencias de Cristina y Néstor Kirchner.

Era un intocable.

Hoy dormirá en una celda de la delegación de la Policía Federal Argentina en la capital de Santa Cruz.

El 23 de octubre pasado, Zannini presentó un escrito en la declaración indagatoria ante Bonadio. Este diario accedió a su explicación sobre el rol que cumplió en la redacción y puesta en marcha del controvertido pacto con el régimen de la República Islámica de Irán, cuando ésta estaba siendo gobernada por un negacionista del Holocausto cometido por los nazis, Mahmud Amedinejad.

El ex secretario Legal y Técnico negó en su presentación ante el magistrado haber tenido algo que ver con la tramitación del Memorando.

El ex canciller Héctor Timerman, también indagado por Bonadio, había declarado que el Memorando había sido redactado por él y por el canciller iraní, Alí Ahkbar Salehi. Y agregó que ese escrito fue leído después por la ex presidenta Cristina. Y por Zannini.

Esta causa judicial se inició con la denuncia de Alberto Nisman, presentada cuatro días antes de que apareciera muerto en su departamento de Le Parc, el complejo de edificios de Puerto Madero.

Quien reconstruyó con un dictamen rotundo lo mismo que había denunciado Nisman fue el fiscal Gerardo Pollicita. El actual fiscal del caso es Eduardo Taiano.

Bonadio había iniciado una causa “paralela” a la de Nisman hasta que sus superiores de la Cámara decidieron que esos expedientes debían unificarse.

Otros imputados e indagados en este mismo expediente por el que quedó preso Zannini son la propia ex presidenta Cristina Kirchner. El ex dirigente piquetero Luis D’Elía. Uno de los referentes de la comunidad iraní en el país, “Yussuf” Khalil. Y el ex líder de Quebracho, Fernando Esteche.

Nisman está muerto.

Su denuncia, no.