Política

Inteligencia y políticaDetuvieron a 17 personas en la causa por presunto espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri

El juez Federico Villena ordenó 22 detenciones, que aún están desarrollándose. Entre los presos están la ex secretaria de Documentación Presidencial Susana Martinengo, y buscan a una ex pareja de la esposa de Diego Santilli.

El juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, ordenó este martes una serie detenciones en el marco de la causa que investiga un presunto espionaje ilegal a políticos y ex funcionarios durante el gobierno de Mauricio Macri​. Los operativos comenzaron de madrugada y ya se produjeron 17 aprehensiones. Contando las que faltan y los que ya están presos, el expediente sumará 22 detenidos.

​​Entre los primeros aprehendidos se encuentra la ex secretaria de Documentación Presidencial, Susana Martinengo, y los espías de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) que ya estaban involucrados en el expediente, Facundo Melo, Leandro Araque y Jorge «El Turco» Sáez. Todos están alojados en el el edificio de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, en el barrio de Monserrat.

Entre los​ detenidos también está Diego Dalmau Pereyra, ex jefe de Contrainteligencia de la AFI y hombre de confianza de la subdirectora del organismo durante el gobierno de Macri, Silvia Majdalani. Dalmau Pereyra ya había sido apuntado varias veces por su supuesta participación en operaciones de espionaje ilegal y judiciales, a través del fiscal también contratado por Majdalani Eduardo Miragaya.

​Además, se ordenó la detención otro ex agente de la AFI, Martín Terra, que fue pareja de Analía Maiorana, actual esposa del vicejefe de gobierno porteño Diego Santilli, cuyo domicilio no había sido identificado. Además de él, Villena también ordenó detener a Javier Bustos y Jonathan Nievas.

L​a causa que disparó la cascada de detenciones este martes comenzó con la confesión del narcotraficante Sergio Ramírez, apodado «Verdura», quien dijo haber sido contactado en 2018 por el abogado de la AFI Facundo Melo para entregar un paquete con una bomba desactivada en un domicilio de Capital Federal. El atentado efectivamente ocurrió, y su víctima fue el ex funcionario del ministerio de Defensa de Macri y ex delegado de la AFI en Washington con Cristina Kirchner, José Luis Vila.

Villena decidió seguir esa línea de investigación en un expediente aparte de la causa por narcotráfico contra la banda de «Verdura», y a través del análisis de teléfonos celulares secuestrados en sucesivos operativos y la declaración de varios de sus supuestos integrantes, reconstruyó la existencia de una presunta red de espionaje ilegal integrada por agentes de la AFI y ex funcionarios macristas, que según las pruebas recolectadas se dedicaba a hacer inteligencia ilegal sobre políticos del a oposición y también del oficialismo.

El ovillo se desenredó a partir de la existencia de un grupo de WhatsApp llamado «Super Mario Bross», cuyos integrantes intercambiaban el producido de sus actividades de espionaje ilegal: fotografías, datos, información sobre políticos kirchneristas y también funcionarios del macrismo, como Horacio Rodríguez Larreta, María
Las declaraciones en Lomas de Zamora de varios ex espías apuntaron al supuesto jefe de Operaciones Especiales​ de la AFI -porque en verdad ese cargo nunca existió- Alan Ruiz, como el receptor de la información recogida por la red de espionaje ilegal. Ruiz también está preso.

La orden de detención de Villena incluyó a Emiliano y Guillermo Matta, María Mercedes Funes, María Andrea Fermani, Daiana Romina Baldasarre, Denisse Tenorio, Dominique Lasaigues, María Belén Sáez (hija del «Turco»), Mariano Flores, Jorge Ochoa, Andrés Rodríguez, Gustavo Ciccarelli y Juan Carlos Rodríguez.

Según escribió el juez Villena en la orden de detención «de un análisis de los elementos recabados se advirtió la existencia de distintos grupos de WhatsApp, en especial de uno denominado “Super Mario Bross”, cuyo contenido daría cuenta que las personas que a continuación se detallan, se encontrarían involucradas en la comisión de distintas maniobras de carácter ilícito, que habrían afectado a múltiples personas de distintos ámbitos de la administración pública, como así también, de la esfera política, social y gremial de nuestro país».

«Entiendo que el avance investigativo ha logrado la incorporación de nuevos elementos de prueba que permiten sostener que en el caso se ha alcanzado el grado de sospecha respecto de los nombrados, al que alude el artículo 294 del Código Procesal Penal de la Nación», argumentó el magistrado. «En razón de ello, a fin de asegurar la comparecencia de los nombrados a los estrados de este Tribunal, habré de ordenar sus inmediatas detenciones».

Para justificar las detenciones, Villena apeló a la tan criticada «doctrina Irurzun», según la cual se forzó una interpretación de ese camarista federal porteño para explicar la prisión preventiva de acusados con influencia política o económica.

Dice el juez: «la magnitud de la estructura ilícita reseñada, cuya inserción abarcaría distintos ámbitos del Estado Nacional, Provincial y Local, permite presumir que quienes habrían participado en los hechos materia de investigación cuentan con los medios o vínculos para eludir la aplicación de la ley penal. En esa línea, debe tenerse en consideración que, en virtud de la labor que ejercían los imputados, es dable sostener fundadamente que dada su expertise podrían entorpecer el desarrollo del proceso mediante la alteración de elementos de prueba o utilizar sus influencias para sustraerse de sus obligaciones, como ausentarse de concurrir a la convocatoria a prestar declaración indagatoria».

Además, «los profusos elementos de prueba que se encuentran siendo analizados por este Tribunal, permiten inferir que los nombrados mantendrían vínculos con personal de distintas fuerzas de seguridad y sujetos aun no individualizados, que podrían facilitar su injerencia para frustrar la pesquisa». Por eso, «es dable sostener que los investigados disponen de recursos que podrían generar un riesgo cierto de intimidación hacia las víctimas o a los testigos, sea por sí, o por terceros». Todo es estrictamente cierto. Tanto, como que ninguno de ellos entorpeció al a justicia hasta ahora.

Las detenciones se conocen luego de que, el fin de semana, los principales dirigentes de Cambiemos, con Macri a la cabeza, firmaran un comunicado rechazando las investigaciones de espionaje ilegal y acusando al kirchnerismo de buscar impunidad para sus propios ex funcionarios.


CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android


Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Un mensaje de SOS en la arena salva a tres marineros varados en una isla del Pacífico
Ver anteriores