Espectáculos

Dalma dio detalles del velatorio de Maradona: la decisión de cerrar las puertas, por qué no saludó a Cristina Kirchner y quién no dejó entrar a Rocío Oliva

La actriz habló por primera vez en televisión desde la muerte de su padre. La relación con sus hermanos, la herencia, Matías Morla y Luis Luque
Hasta hoy, Dalma Maradona solo se había expresado en su programa de radio, con mensajes en las redes, o bien a través de la Justicia. Pero este lunes se sentó en un móvil de Los ángeles de la mañana para hablar por primera vez desde aquel fatídico 25 de noviembre, con la partida de Diego Maradona. Y lo hizo aceptando hablar de todo. Menos de una situación en particular.

“¿Cómo te enteraste de la muerte de tu papá?”, la consultó Ángel de Brito. “Perdón, pero no lo voy a hablar. Es algo que todavía me duele un montón y no estoy preparada para hablarlo en televisión”, dijo Dalma, disculpándose una y otra vez, rendida ante el duelo que aún procesa. Pero lo dicho, fue una excepción: por más de una hora respondió a cada una de las preguntas que le hicieron.

De ese modo, se explayó sobre la relación con su padre en los meses anteriores a su fallecimiento. “Nunca nos interesó que la gente se enterara si íbamos a verlo o no. Estábamos desesperadas: íbamos hasta la puerta y no podíamos entrar, y él nos llamaba y nos decía ‘¿Por qué no vinieron?’. Era de locos. Era raro porque no podíamos llegar de ninguna manera. Era una organización”, explicó, hablando también en nombre su hermana, Gianinna.

“Llegó un momento en que no tenía ganas de explicar cuándo lo iba a ver, cuándo no, si estaba peleada. Si yo estaba enojada y no le hablaba, era problema mío y de él -afirmó Dalma-. Hay gente que todavía me pregunta si (Maradona) conoció a mi hija. Es agotador”. No obstante, advirtió: “Yo con él resolví lo que tenía que resolver”. Y lamentó: “Muchas veces (con Gianinna) quedamos como las malas, las locas, para no exponerlo a él. La gente no sabe nada de nuestra relación”.

Además, hizo referencia al velatorio que se realizó en la Casa Rosada, y que tuvo varias aristas polémicas. ”Queríamos hacer algo privado por nosotras, por él, por su familia; nos merecíamos tener la despedida. Pero sentíamos que estaba lo otro: a él le hubiera gustado tener una despedida masiva. No sabíamos si hacerlo privado o público: sabíamos que cualquier decisión iba a estar mal”.

“En un momento lamentablemente, no culpo a toda la gente, se desmadró de una manera horrible. Tiraron gases lacrimógenos adentro. Me di cuenta porque le pasó a mi marido -afirmó-. Empezó a venir la gente muy cerca y no fue porque nosotras anunciamos que el velorio terminaba; fue antes. Y tuvimos que tomar la decisión de terminarlo porque no estaba bien lo que estaba pasando. No era la forma. En ese momento dijimos: ‘No da para más, se tiene que terminar’”.

“No fue la idea dejarlo cinco días: no estaba preparado para que eso sucediera. No lo íbamos a hacer. ¿Para complacer a quién?, cuando lo más importante es él”, se sinceró, y agregó: “Fue horrible tener que escuchar pavadas, como que había pedido que lo embalsamaran. (Con mi papá) nunca hablamos de su muerte. Sí nos había manifestado hace mucho tiempo que si alguna vez le pasaba algo, él quería estar con sus padres. Eso sí o sí dijimos que se tenía que cumplir”.

Además, explicó por qué no se saludó con Cristina Kirchner. Aquella tarde la vicepresidenta le dio un cálido abrazo a Claudia Villafañe, pero con sus hijas fue distante. Incluso, las cámaras mostraron a Dalma negando con la cabeza. “Fue confuso”, reconoce ahora la actriz sobre aquellas imágenes. “Primero la saluda a mi mamá y cuando nos viene a saludar a nosotras, nos dice: ‘No nos abracemos por esto del COVID’, y nosotras dijimos: ‘No, obvio’”. Así, la hija mayor de Maradona buscó quitarle relevancia a una situación sobre la que “se dijeron tantas pavadas”.

Rocío Oliva, la última pareja del astro, no pudo ingresar a la Rosada. “Solo voy a decir que no fue mamá: ella no tomó ninguna decisión, pero (a Rocío) le servía decir eso para armar bardo”, sostuvo Dalma. ¿Y entonces, quién la vedó? “Prefiero dejarlo ahí. Como siempre vamos a tener la culpa nosotras, da igual lo que diga”, enfatizó, a la vez que aclaró que ”no hay relación” con Verónica Ojeda, madre de su hermano menor, Dieguito Fernando.

Dalma declaró que en el tratamiento médico, encabezado por el doctor Luis Luque, “hay muchas negligencias”, y por eso desea que los involucrados, por estos días investigados, estén “presos ya”, sin “esperar nada” de tiempo. “Sigo leyendo declaraciones y sigo llorando. En algún momento alguien la tiene que pagar. Por perejiles, por no hacer bien tu trabajo, por cholulos. A mí nadie me va a devolver a mi papá. Pero mínimo, justicia”.

“Ese destrato, ese maltrato. Me puteaban a mí y a Gianinna y después, lamentablemente y con todo el dolor de mi alma, el tiempo me dio la razón. Estaban más preocupados por salir a los medios que por hacer bien el trabajo”, acusó, y reveló un diálogo que se habría producido cuando el propio Luque se le acercó en el velorio: “Yo no te caigo bien. No sé por qué no te caigo bien”, le dijo. “Lo que pasa es que sos muy cholulo”, le respondió Dalma.

La actriz aseguró que luego de la operación su hermana quiso que Diego se instalara en su casa, donde vive con su hijo, Benjamín Agüero. “Y ahí se armó el quilombo. ‘Si se lo lleva Gianinna perdemos todos, acá hay mucha plata en el medio’”, relató Dalma, sobre la supuesta postura que habría tomado el entorno de Maradona. “Ahí empezaron a apartarnos más, porque si nos metíamos nosotras, ellos perdían. Si bien le llenaban la cabeza, cuando estábamos nosotros juntos ellos desaparecían, no existían”.

“¿A Matías Morla también lo querés preso?”, indagó De Brito. “Sí, obviamente que sí. Me hago cargo de que soy la persona que no lo dejo entrar al velorio. Me vinieron a preguntar, lo consulté con (Víctor) Stinfale, me dijo que le parecía perfecto. La que decidió eso fui yo y nada más que yo”.

Luego de aquel día habló de “muchas cosas” con Stinfale. “Yo no estoy más hace mucho tiempo, no tengo nada que ver, el apoderado es Matías”, le habría dicho el abogado. “Entendí que no tenía nada que ver, que Matías sí, pero con él nunca pude hablar por teléfono: le mandé mensajes, nunca me contestó. Entiendo que a veces no fui políticamente correcta porque estaba harta…”, reconoció, sobre su trato hacia Morla.

Respecto a las causas de filiación, se mostró a favor de eventualmente someterse a un examen de ADN. “El otro día vi que una supuesta hija fue a tu programa (por LAM) y decía que estamos dispuestos, pero después nunca sucede. Aprovecho para decir que tanto Gianinna como yo estamos a disposición en la Justicia, siempre que sea serio, en el marco de hacer las cosas bien y que no sea un circo”.

“El ADN de mi papá ya está en la Justicia. ¿Tenés esa duda? Vas, hacés el proceso, en donde no hay nada que te impida saber. Es muy fácil decir: ‘Tengo la duda, quiero saber’. Hay muchas cosas que hay que hacer para que eso suceda”.

Sobre la herencia millonaria de Maradona, sostuvo: “Ninguno (de sus hijos) cobró nada. Y con Gianinna pagamos cosas que había que pagar, como las mudanzas. En Dubai se debía una fortuna. Hay muchas deudas. Hace mucho tiempo que la gente que le organizaba las cosas a mi papá no estaba pagando. Es plata que nos tenemos que hacer cargo nosotros. No se cobró nada de esos millones de los que hablan”.

Finalmente, a raíz de la filtración del chat de los cinco hermanos (Dalma, Gianinna, Jana, Diego Junior y Ojeda, en representación de Dieguito), afirmó: “Nunca va a haber un chat o un audio de Gianinna o mío pidiéndole a mi papá que firme algo sin estar en condiciones, arreglando cosas con esta organización nefasta, que ojalá vayan todos presos. No hay nada que nos vincule de alguna manera extraña. Nunca hubo nada raro porque lo mejor que nos puede pasar es que lo único que haya sean puteadas hacia nosotras”.

En el medio, quedó una reflexión de Dalma Maradona, en esta primera entrevista ante las cámaras desde la muerte de su padre, el gran ídolo argentino: “Hasta el día de hoy nos recriminan cosas que no le recriminan a nadie. Igual, ya no me molesta nada en ese sentido. Mi papá no está, entonces, no hay nada que me pueda doler más. A partir de ahí, me relajé: doy muchas menos explicaciones que antes y estoy mucho más tranquila”.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



ENCUESTAS

En la evaluación de la gestión de Bettina Romero en la Municipalidad de Salta, con cuál de estas opciones se identifica

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Seguinos en Twitter

Fotonoticias

Novedosos aspectosEn el Bicentenario de la Independencia de Perú apareció un nuevo retrato de San Martín
Ver anteriores