Sociedad

Nueva investigaciónCoronavirus: por qué decir palabras con “p” y “t” eleva el riesgo de contagio

Un estudio detectó el mecanismo por el que se esparcen las gotitas de saliva y halló una mayor propagación al usar consonantes oclusivas.

Las gotitas de saliva contagian. Ese es uno de los conocimientos que incorporamos (a la fuerza) en este 2020 marcado por la pandemia de coronavirus. Al besar, al toser o al estornudar una persona infectada puede propagar el Covid-19. También puede hacerlo al hablar: por eso se dice y se repite que es importante usar barbijo y mantener el distanciamiento social. Una simple charla con un familiar o un amigo -de no cumplir estas medidas de prevención- es una situación de riesgo si uno de los dos está infectado y no lo sabe.

De lo que aún se conoce poco es cómo se producen esas gotitas de saliva que todos expedimos en forma de aerosol en forma involuntaria. Ahora un nuevo estudio avanzó sobre este tema y detectó el mecanismo por el que las palabras con las consonantes «t», «p», «d» y «b» generan y esparcen una mayor cantidad de microgotas.

La investigación fue realizada por los científicos Manouk Abkarian; de la Universidad de Montpellier, Francia: y Howard Stone, de la Universidad de Princeton, Estados Unidos. Sus resultados fueron publicados en la revista Physics.

«El habla es una vía potente para la transmisión viral en la pandemia de Covid-19. Es difícil desarrollar estrategias de mitigación bien fundamentadas ya que todavía no se ha visualizado ningún mecanismo de aerosolización en la cavidad bucal», describen los autores en su estudio.

Lo que hicieron Abkarian y Stone fue grabar con una cámara de alta velocidad a un voluntario -un hombre francés de 44 años- y le pidieron que pronunciara una serie de palabras.

En uno de los videos de la investigación, por ejemplo, la persona pronuncia la sílaba «pa» y la filmación muestra cómo se forma una película de saliva entre los labios, que luego se separa en una serie de filamentos que quedan tensionados. Por la fuerza del aire, en milésimas de segundos se desprenden y se rompen en una línea gotitas.

Este proceso, dicen los autores, se repite en las consonantes oclusivas comunes -aquellas en las que el sonido se produce obstruyendo y luego liberando la salida del aire-, que son usadas en el 95% de los idiomas más hablados del mundo. En todas se da este paso de una ráfaga de aire a través de un espacio con estos filamentos de saliva. No sucede lo mismo, por ejemplo, con la consonante «m» ya que buena parte del aire es exhalado por la nariz.

Para los investigadores, la viscoelasticidad -una propiedad de la saliva- es fundamental porque permite que estos filamentos se estiren mientras reciben el aire que sopla a través de los labios. En la práctica, es el modo en que «toman impulso» para romperse en gotitas y que estas salgan despedidas.

Otro hallazgo del estudio puede dar a pie a nuevos métodos para reducir la propagación del Covid-19. En el caso estudiado, se detectó que el uso de un bálsamo labial redujo cuatro veces la cantidad de gotitas rociadas al hablar. «Nuestra investigación sugiere una mitigación de la producción de gotas durante el habla mediante el uso de un bálsamo labial», afirmaron en su conclusiones.

También plantearon algunas preguntas como disparador para el desarrollo de nuevas investigaciones. Entre otras, si hay idiomas más propensos al esparcimiento de saliva, si la edad de la persona influye y si el mismo virus puede estar induciendo modificaciones en la saliva de los portadores para promover la aerosolización. Por ahora, no pudieron ofrecer respuestas.

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Obra de arte Impresionante: esta es la cara real de San Martín
Ver anteriores