Internacionales

Brasil Coronavirus: las imprudencias de Bolsonaro cuando anunció que está contagiado

En total fueron más de 20 minutos. A una distancia de un brazo. Con tapabocas. Este mediodía Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, confirmó que dio positivo en el test de coronavirus en una pequeña conferencia en el Palacio de la Alvorada, en Brasilia, frente a unos pocos periodistas que sostenían sus micrófonos muy cerca.

El mandatario de derecha, que desde el comienzo de la pandemia minimizó los riesgos del brote y remarcó que las miradas tienen que estar puestas en la economía del país, hoy mostró de nuevo imprudencia al incumplir con las medidas de sanidad recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, que hablan de mantener una distancia de unos dos metros y remarcan que un contacto mayor a quince minutos puede propagar los contagios.

Incluso el presidente fue más allá y cuando promediaban los veinte minutos de comparecencia, se alejó unos pasos, se sacó la máscara y siguió hablando a esa distancia, mientras las cámaras de televisión filmaban todo. «Miren mi cara, estoy bien», declaró. Luego se volvió a poner el tapabocas, se acercó una vez más a los reporteros y tomó por el hombro a uno de sus funcionarios, que le enseñó algo en la pantalla de un celular.

Desde anoche, cuando se conoció la noticia de que había registrado síntomas, se esperaba el resultado de las pruebas del presidente. Tras confirmar que se había hecho estudios, hoy anunció que el análisis había dado positivo por Covid-19. El mandatario, de 65 años y quien ya se había sometido tres veces antes a la prueba debido a los casos dentro de su gabinete, tuvo el fin de semana fiebre y dolores en todo el cuerpo.

Hoy comunicó que su placa de tórax mostró que sus pulmones están «limpios» y aseguró que se encuentra «perfectamente bien». «La vida continúa. Vamos a cuidarnos, especialmente los más ancianos y quienes tienen alguna enfermedad que sea un factor de riesgo», instó. Además, en su discurso, en línea con toda su gestión de la crisis, dijo que hay ocuparse de las consecuencias del virus pero no solo de ellas, sino de la situación económica también.

Enfrentado con varios gobernadores que decretaron aislamiento en sus estados, Bolsonaro se negó a tomar una medida como esa a nivel nacional e insistió por meses en que el golpe a la economía puede causar más muertes que la enfermedad. De hecho, para bajarle el tono de gravedad al brote, en más de una oportunidad se mostró como se mostró hoy, sin la distancia social adecuada, incluso en un momento sin máscara, en marchas con sus seguidores, en encuentros con su gabinete, en un almuerzo el fin de semana con funcionarios de los Estados Unidos.

La diferencia es que ahora se sabe que el mandatario está infectado.

Etiquetas


CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android


Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Un mensaje de SOS en la arena salva a tres marineros varados en una isla del Pacífico
Ver anteriores