Nacionales

El avance de la pandemiaCoronavirus: Argentina en el top 10 mundial de muertes diarias y a punto de pasar a Suecia

Está octavo. Y sexto en casos cada 24 horas, lo que da cuenta del delicado momento sanitario. El total de decesos equiparará en una semana los que acumuló el país nórdico en menos tiempo. Ocurre en el día 143 de cuarentena.

Mientras la esgrima verbal entre Montescos y Capuletos se presume irá en aumento de cara al próximo viernes, cuando se defina una casi segura renovación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) para su décima etapa consecutiva, este lunes la cuarentena​ cumple 143 días y está a una semana de los cinco meses. Paradoja del destino, Argentina está a una semana -también- de alcanzar a Suecia en cantidad de muertes por coronavirus.

Suecia​ ha impregnado el imaginario popular como un símbolo de lo que no hay que hacer en esta pandemia, a partir de aquella recordada conferencia de prensa del presidente Alberto Fernández en la que comparó las estrategias divergentes de ambos países. Hoy, la Argentina triplica en casos a Suecia. Y mientras los nórdicos ya no suman muertes, con un total de 5.763, Argentina tiene un promedio de 130 decesos diarios y se acerca rápidamente a esa cifra.

En realidad, estos países no son comparables más allá de la anécdota, ya que uno tiene la cuarta parte de la población del otro. En Estocolmo, por ejemplo, hay 6.845 habitantes por kilómetro cuadrado, mientras que la ciudad de Buenos Aires tiene 14.778, más del doble. Pero el “frente a frente” se volvió un clásico por la relevancia que el gobierno argentino le otorgó aquel lejano 8 de mayo, cuando el balance nacional ostentaba un acumulado módico de 5.611 casos y 293 muertes.

Desde la referencia escandinava transcurrieron ya tres meses. El diagnóstico actual indica que la Argentina ha ingresado en el top 10 mundial de países con más muertes diarias por coronavirus. Está octavo. Y sexto en cantidad de casos cada 24 horas. Mientras en la mayor parte del planeta la pandemia cede, acá transita su momento más álgido, con alertas reiteradas de colapso sanitario, aun cuando el esfuerzo del confinamiento haya sido una herramienta para demorarlo.

En el top 10 de muertes cada 24 horas, Estados Unidos y Brasil -los dos países anticuarentena por antonomasia- siguen liderando el ranking. Les siguen India, México, Sudáfrica, Colombia, Perú y Argentina. En cantidad de casos por día, Argentina sólo es superada por Estados Unidos, Brasil, India, Perú y Colombia. Y en el acumulado, está en el puesto 17, por encima de Francia y Alemania, y a pocas horas de superar a Italia. En el total de muertos, aparece en el puesto 25, con una tasa de letalidad que sigue siendo relativamente baja.

Aunque parezca mentira, hay territorios en los que todavía no ha habido un solo deceso por coronavirus. Son 23, entre los que figuran Groenlandia, San Pedro y Miquelón, Dominica, Laos, Nueva Caledonia, Granada, Bután y Timor Oriental. Sin embargo, ya no hay ninguno, por más desértico o pequeño que sea, que no haya reportado contagios.

Que Argentina figure hoy octava en cantidad de muertes diarias y sexta en casos significa dos cosas: en otros países la curva creció antes y ahora baja; aquí todavía crece, y no está claro hasta dónde ni hasta cuándo.

Hay una constante para no perder de vista: la pandemia es exponencial por definición, tanto en Flores como en la China. Por eso, en la medida que el índice de contagiosidad descienda pero no lo suficiente como para ubicarse debajo de 1, la cantidad de contagios seguirá aumentando y una proporción directa alimentará la curva de muertes. En Argentina los decesos no dejan de duplicarse cada 24 días. El 5 de agosto se sobrepasó los 4.000, por lo que a este ritmo el 29 de agosto se alcanzaría los 8.000.

Un dato no menor, y que puede empañar la transparencia de las estadísticas, es el reciente visto bueno del Ministerio de Salud de la Nación para que los denominados “contactos estrechos” de cualquier infectado dejen de ser testeados y se consideren positivos por default: ¿serán contabilizados en las bases de datos? Provincia informó que adherirá al nuevo protocolo y la Ciudad, que no. Habrá que ver cómo siguen funcionando los registros en uno y otro lado de la General Paz a partir de esta diferencia de criterios.

La noticia es que, al menos en este aspecto, la Capital Federal ignorará por primera vez la figura del tándem siamés, ese imperativo categórico del AMBA que hasta ahora nunca pudo abandonar durante la cuarentena. Por lo demás, cualquier eventual especulación matemática que se persiga sería fagocitada por el único saldo concreto y certero, en principio difícil de manipular, que arrojará al final del camino la cifra de muertos.

Hay otra curva, paralela y emocional, que transforma la noble temperatura de los números en sensación térmica no exenta de anabólicos. A pesar de que el panorama local es suficientemente incierto y agotador como para que la inoculación de pirotecnia apocalíptica intente hacerlo aún más oscuro, el Estado suele redoblar la apuesta mediante el pronóstico recurrente de cadáveres apilados, estallidos inminentes, botones rojos (a fase 1 como por un tubo), pelotitas de tenis con Covid y veraneos truncos.

Aplanar esa curva no debería ser tan complicado. No hace falta llegar al cinismo de Trump sobre un escenario a todas luces devastado, o a la payasesca auto prescripción de hidroxicloroquina que difunde Bolsonaro. Un simple acto administrativo puede implicar un avance en este sentido, como el de haber hecho trepar este domingo la proporción de pacientes recuperados en Argentina del 45 al 70 por ciento. El ánimo de la tropa, de vez en cuando, necesita algún que otro mínimo gesto de piedad.



CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

La historia detrás de la foto del ratón en la bota
Ver anteriores