Nacionales

Denuncias de abuso sexualCaso Zanchetta: contradicciones entre el clero de Orán y El Vaticano

Sacerdotes aseguran que las denuncias de abuso sexual datan de 2015. Desde Roma sostienen que son recientes las acusaciones.

La determinación que tomó el Vaticano de apartar al exobispo Gustavo Zanchetta trajo calma a los sacerdotes de Orán, que celebran que “la causa se encausó”. Aunque, por otro lado, desmintieron los tiempos con los que el Vaticano justificó el ascenso de Zanchetta a pesar de las denuncias que pesaban sobre él. Aseguran que las graves acusaciones de abuso sexual son de vieja data y que se intenta despegar al Papa.

En julio de 2017, cuando el religioso dejó su cargo de un día para el otro sin despedirse de nadie, generó un manto de dudas que nadie supo despejar. Luego, Zanchetta sostuvo que había renunciado por “problemas de salud”. Unos meses después fue nombrado asesor de la inmobiliaria del Vaticano en Roma.

Hace pocos días salieron a luz los motivos por los que Zanchetta había dejado intempestivamente el Obispado de Orán: tres sacerdotes de su diócesis lo habían denunciado en el 2015 ante la Nunciatura por desmanejos económicos, abuso de poder y abuso sexual a seminaristas de los que estaba a cargo.

El último viernes, la noticia tomó relevancia internacional cuando Alessandro Gisotti, vocero del Vaticano, indicó que el religioso fue apartado y sería sometido a una investigación preliminar por las denuncias de abuso sexual.

Aunque, por otro lado, expuso que “cuando Zanchetta fue nombrado consejero de APSA (Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica), no hubo acusación de abuso sexual en el momento de su designación. Las acusaciones de abusos se remontan a este otoño”, indicó el comunicador. Además, según la versión que dio, Zanchetta había pedido irse del obispado por “sus relaciones muy tensas con los sacerdotes de su diócesis”, y por su “incapacidad para gobernar al clero”.

Contradicen a El Vaticano

Contrariamente a la versión oficial, en una nota publicada por El Tribuno, el actual obispo de Orán, Luis Scozzina, aseguró que el Papa había tomado la determinación de apartarlo evaluando “elementos reales”, y que había una gestión que “no respondía a lo que el papa Francisco quería”.

Los sacerdotes, que ya habían quedado con un “sabor amargo” con el ascenso de Zanchetta a pesar de las denuncias, desmintieron los tiempos que comunicó el Vaticano. “Da la impresión que se quiere proteger al Papa, por lo que dijeron que los abusos fueron después, y fue una de las causas por lo que lo destituyen”, lanzó uno de los sacerdotes de Orán que pidió reservar su nombre por miedo a represalias.

“El comunicado de allá arriba estuvo muy flojo porque lo quieren despegar a Francisco, que en cierta manera lo encubrió”, agregó otro cura de la diócesis.

Ambos religiosos fueron tajantes con los tiempos y coincidieron que en las charlas internas del clero las denuncias se conocen “desde el 2015, cuando fue la primera denuncia”. “Se ve una intención, fue destituido por abuso. ¿Por qué el Papa lo recibe en Roma y lo nombra asesor? Es algo gravísimo”, consideró uno de los sacerdotes.

“Los medios hicieron su parte, pero es algo que quedó picando lo de Zanchetta, en la sociedad y a nosotros como Presbiterio. No había cerrado su ida y ahora se destapó”, aseveró la fuente reservada.

Una de las hipótesis que maneja el clero oranense es que hay alguien que “intercedió por Zanchetta” ante el Papa. Alguien que “minimizó y relativizó las denuncias” realizadas ante la Nunciatura en 2015.

El caso de Gustavo Zanchetta llegó a medios internacionales, que se hicieron eco de la investigación de El Tribuno y la respuesta del Vaticano.

Más allá de las responsabilidades individuales que quedarán en evidencia con este caso, los religiosos coinciden en que “la cosa se está encausando”, y confían en que esta vez las denuncias lleven su debido proceso dentro de la iglesia.

Por ello, señalan una buena predisposición de parte del actual obispo de Orán, Luis Scozzina, a quién el Vaticano señaló como el encargado de recabar información para remitirla a la Santa Sede.

Intervención de la Justicia

Según fuentes eclesiásticas, una fiscal intervino de oficio y ya trabaja en el caso. No se descarta la posibilidad que llegue alguien nombrado por el Vaticano para acompañar el proceso.

Sobre la división que se mantiene en el clero oranense entre quienes defienden a Zanchetta y quienes lo denunciaron, los religiosos advirtieron que sus compañeros “no defienden lo que hizo Zanchetta”, sino que su defensa se basa en “desconocimiento y manipulaciones”.

Un hombre polémico y protegido

Gustavo Zanchetta se graduó en 1991 en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma. Al regresar al país se acercó a Jorge Bergoglio. En la diócesis de Quilmes estuvo más de dos décadas. Fue denunciado por laicos y personas del clero por abuso de poder y desmanejos económicos.

Pese a eso, desembarcó en San Ramón de la Nueva Orán en 2013, donde estuvo cuatro años. Del norte salteño se fue sin despedirse, lo que generó un misterio. Pocos sabían los verdaderos motivos.

En diciembre de 2017 el papa Francisco lo nombró como consejero de la inmobiliaria del Vaticano.

El viernes la Santa Sede confirmó que fue apartado del cargo.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores