Judiciales

JuicioCaso Daniela Guantay: uno de los detenidos tiene rasgos de “psicópata”

La perito en psiquiatría complicó a tres acusados.

La declaración de una profesional en psiquiatría, que entrevistó a tres acusados por el crimen de Daniela Guantay, arrojó nuevas luces sobre el caso.

La profesional contó qué deducciones sacó después de realizar las pericias sobre Julio César Monasterio, Norberto Silvestre y Carlos Alfredo Agüero, según informó La Gaceta de Salta.

La especialista del CIF, que tomó parte de la investigación, dijo que  Julio César Monasterio presenta una “personalidad transgresora y con rasgos psicopáticos”. Marcado por un comportamiento antisocial, escasa empatía y  exiguo remordimiento. La psiquiatra también dijo que tiene un carácter impulsivo, con tendencia a la manipulación, escasa tolerancia a la frustración e impulsividad manifiesta. Además señaló que tiene discurso «escamoteado», es decir, que reserva información para su conveniencia.

A Norberto Silvestre y Carlos Alfredo Agüero los calificó como “peligroso” bajo el consumo de estupefacientes. Concretamente a Silvestre lo describió como de personalidad transgresora, impulsiva e inmadura. Sobre Agüero expresó que tiene una personalidad básica, rustica y de impulsividad latente con rasgos obsesivos.

El rol de estos tres acusados

Es necesario realizar un repaso de los hechos, para observar qué hechos se le atribuyen en el caso a los tres acusados, sobre los cuales la psiquiatra se explayó ayer.

Cabe recordar que Julio César Monasterio, Norberto Silvestre, Carlos Alfredo Agüero y Juan Reynaldo Álvarez están en el banquillo de los acusados, imputados por homicidio triplemente agravado violencia de género, abuso sexual con acceso carnal agravado por el número y tortura.

Carlos Agüero, alias “Chury o Chuly”. Según la hipótesis de la fiscalía, Agüero, que vendía droga, fue el que pidió que le trajeran a Daniela, porque pensaba que ella le había robado estupefacientes. A Agüero se le atribuye una frase atroz: dijo que “le iba a cortar las manos a Daniela por ladrona”. El cuerpo fue encontrado, justamente, sin sus extremidades.

Julio César Monasterio, más conocido como “El gordo Julio”, tuvo dos roles: capturar a Daniela y entregársela a Agüero. También pesa sobre él la acusación de violación. Y la madre de Daniela, Verónica Guantay, declaró que cuando Agüero dio la orden de que le cortaran las manos, fue monasterio el que ejecutó la orden.

Dijo que “cuando encontraron el cuerpo la escuché a Marisol que gritó “Vero te lo dije”, y seguía diciendo “Daniela, perdoname””. Agregó que “después me dijeron que el “Chuly” dio la orden para que le corten las manos”. También contó que Marisol le dijo que fue el “Gordo Julio” quien se las cortó.

Sobre el rol de Silvestre hay menos detalles, más allá de los ya mencionados en la acusación: estuvo en el lugar en el que Daniela fue torturada, violada y asesinada y formó parte de ese grupo. Quizá también fue uno de los que tiró el cuerpo en el río.

El caso

El 4 de marzo de 2017 la madre de Daniela Paola Guantay radicó la denuncia por la desaparición de su hija. Tres días después el cuerpo apareció en las márgenes del río. Pero la muerte se habría producido según la reconstrucción de la Fiscalía entre el 2 y 3 de marzo en domicilio de Álvarez en el barrio 17 de Octubre.

Daniela, según la requisitoria fiscal, habría sido entregada a quién le atribuía haberse apoderado de droga. Daniela Paola Guantay fue atada a una silla donde se la interrogó por el destino de la droga sustraída, lastimada con elementos cortantes abusada sexualmente para luego amputarle las extremidades.

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android


Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Coronavirus Un increíble video muestra hasta dónde pueden viajar las partículas de saliva de un estornudo
Ver anteriores