Locales

Fiesta del Milagro Cargnello: «Cuidado con jugar con números cuando hablamos de los pobres»

El arzobispo de Salta formuló estas afirmaciones esta tarde, en la ceremonia de la renovación del Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro, que se celebró en el Parque 20 de Febrero, de la ciudad de Salta, donde llegó la procesión tras partir de la Catedral Basílica, en una calurosa tarde.

El arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, exhortó hoy a tener “cuidado con jugar con números cuando hablamos de los pobres”, al tiempo que pidió no excluir a nadie y ser justos, en la homilía que pronunció durante la ceremonia de renovación del Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro, en el marco de esa festividad religiosa, según publicó El Tribuno.

“Cuidado con jugar con números cuando hablamos de los pobres. Les podemos faltar el respeto”, advirtió el arzobispo de Salta, quien agregó: “el pobre, cuando es amado, es estimado como de alto valor y esto nos impide usarlos al servicio de intereses ideológicos, personales o políticos”.

Cargnello formuló estas afirmaciones esta tarde, en la ceremonia de la renovación del Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro, que se celebró en el Parque 20 de Febrero, de la ciudad de Salta, donde llegó la procesión tras partir de la Catedral Basílica, en una calurosa tarde.

En su homilía, el arzobispo consideró que “el hombre está llamado a contribuir al crecimiento de la humanidad desde la familia” y que “nuestra Patria es un don de Dios confiado a nuestra libertad, un regalo que debemos cuidar y mejorar cada día”.

“Amar a la Patria haciéndonos cargo de los hermanos es un compromiso ineludible que debemos asumir entre todos, con apertura de corazón”, dijo, al tiempo que pidió que “no excluyamos a nadie» y que «seamos justos con todos”.
Luego, indicó que “el mundo actual nos presenta a muchos hermanos excluidos de la vida social” y estimó necesario no permitir que “el bienestar nos anestesie”

“Recuperemos el sentido ético en nuestra economía, que debe estar al servicio del hombre, creando un orden social más humano”, afirmó Cargnello, quien agregó que “cuidar la inclusión y la equidad es establecer las bases de una paz que erradique la violencia”.

En este sentido, acotó: “No destruyamos el tejido social alimentando la inequidad, seamos honestos, honrados, solidarios”.

Por otro lado, manifestó que “el mundo de hoy sufre muchas formas antiguas y nuevas de esclavitud», entre las que citó «el comercio con las personas, las guerras, la prostitución y la droga», a los que calificó como «expresiones de una cultura inhumana que muchas veces se reviste con la careta de la libertad”.

“No nos cansemos de sembrar respeto a nuestro alrededor”, dijo, y añadió que “el primer respeto al hermano es el respeto de su vida, desde el momento de su concepción, hasta su muerte natural”.
Asimsimo, precisó que “un servicio que hoy adquiere particular relieve y urgencia es la educación», y acotó que «educar es un acto de esperanza y de amor», por lo que consideró que “tenemos una deuda con nuestros jóvenes y con nuestros niños: mejorar la educación”.

En tanto, señaló que “la trata de personas, la difusión casi masiva de la droga y otras realidades que generan adicciones son un verdadero flagelo para nuestra sociedad”, y pidió que el Estado “no cese en la lucha contra estos flagelos».

 

A continuación, las frases más relevantes de la homilía de monseñor Mario Cargnello previa al pacto de Fidelidad. 

  • El señor nos ha regalado la experiencia de su cercanía que libera y dignifica, que salva y reúne. 
  • Los hermanos peregrinos venidos de la puna, de los valles, del chaco, de la selva oranense, del sur y del norte nos estimulan a sentirnos caminantes
  • Todos somos caminantes que atraviesan la vida juntos, compartiendo la fe, juntos como Iglesia que es una santa católica y apostólica
  • Así estamos en esta tarde de septiembre, en esta Salta que quiere ser fiel a Dios y a los hermanos 
  • Nuestra identidad y vocación más profunda es la de ser hijos e hijas. En su ser más íntimo ninguno de nosotros es húerfano. 
  • Dios que está en el principio de a vida de cada ser humano también está en el principio de la vida social y está en el origen de la familia y en el origen de los pueblos
  • Existir con otros y vivir juntos no es una desgracia ni un hecho accidental que debamos soportar. Dios es familia y el hombre está llamado a contribuir al crecimiento de la humanidad desde la familia. 
  • Nuestra Patria es un don de Dios a nuestra libertad
  • No excluyamos a nadie, seamos justos con todos. El mundo actual nos presenta muchos hermanos excluidos de la vida social. 
  • El Papa Francisco nos invita a decir no a una economía de la exclusión y de la inequidad, porque esa economía mata globalizando la indiferencia
  • No permitamos que el bienestar nos anestesie
  • No podemos negar la primacía del ser humano creando nuevos ídolos
  • Recuperemos el sentido ético de nuestra economía 
  • Seamos honestos, honrados, solidarios 
  • Somos responsables los unos de los otros
  • El pobre cuando es amado es estimado como de alto valor y esto nos impide usarlos al servicio de intereses ideológicos o políticos 
  • La solidaridad será eficaz en la medida en que trabajemos por la promoción real del más necesitado
  • Contribuir a mejorar el mundo nos exige a crear familia en nuestros hogares
  • No nos cansemos de sembrar respeto a nuestro alrededor 
  • El primer respeto al hermano, es el respeto a su vida desde el momento de su concepción hasta su muerte natural 
Etiquetas

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

La QueseraUna iglesia salteña fue declarada Monumento Histórico Nacional
Ver anteriores