Policiales

Conductora irresponsable Atropelló a un niño, fue al hospital y amenazó a su madre

Exigió que retiren la denuncia a cambio de 50.000 pesos. Luego amenazó de muerte a la madre del niño atropellado.

Un conductor irresponsable que conducía sin carné y sin seguro una camioneta VW Amarok atropelló a un niño sobre la ruta 54, intentó huir pero al ser advertido por vecinos regresó y trasladó a la víctima de cinco años al hospital de Aguaray, abandonándolo allí.

El pequeño Santino Daniel de cinco años fue derivado desde Tartagal en vuelo sanitario hasta esta capital, siendo intervenido quirúrgicamente en más de tres oportunidades desde el sábado en horas de la tarde, cuando se produjo el accidente vial.

Sus padres Daniel Alberto Torres y Graciela Gómez, domiciliados en el paraje Campo Durán, en la misión chané, viajaron junto al pequeño.

Según el relato de la madre de la víctima, el accidente se produjo cuando el niño fue a la ruta a buscar la pelota con la que esta jugando junto a varios chicos de la misión chané. “Es una zona urbana, con ruta nueva, señalizada, el chofer de la camioneta Amarok se desplazaba a gran velocidad y le dio un golpe en la cabeza a mi hijo con la óptica izquierda. Luego huyó”, contó la mujer a El Tribuno. “Varios chicos asistieron a mi hijo, que quedó sobre la 54 y otros me fueron a avisar. Cuando yo llegué el chofer Nicolás Quinteros al parecer se arrepintió y volvió, alzó a mi hijo y se lo llevó al hospital, donde lo abandonó”, dijo.

Según la madre: “Cuando llegamos a Aguaray Santino estaba en coma y en estado crítico y solicitaron el vuelo sanitario a Salta. Nadie ni conductor ni propietario de la camioneta, nada. Así nos vinimos a Salta en busca de un milagro para Santino. Aquí lo operaron, perdió un ojo y tiene destruido el rostro, además de complicaciones en el pulmón derecho.

Esperando que despierte nos hicieron llamar anoche por personal de seguridad del hospital, vamos con mi esposo Daniel y nos encontramos con el chofer del vehículo, su tío el propietario de la camioneta y dos matones”.

“El chofer Quinteros, un chico de 22 años, nos quiso explicar, pero su tío Omar Jaramillo lo censuró y nos dijo directamente: Si retiran ya la denuncia tengo para ustedes 50.000 pesos, porque ni piensen que voy a mantener de por vida a esa “basura’, refiriéndose a mi hijo”, relató la madre. “Yo estaba asustada y mi marido reaccionó, pero los matones que lo acompañaban le advirtieron que no lo haga. Luego Jaramillo nos dijo que si no retiramos la denuncia no volvamos por Aguaray ni Tartagal. No nos quedó otra cosa que denunciar estos hechos y buscar el asesoramiento profesional de Rodrigo Escovar. Lo peor es que la camioneta circulaba sin seguro y el conductor sin carné, no tenían nada en regla. Aquí en el hospital nos pidieron el seguro del propietario para cubrir en parte todos los gastos de las operaciones, pero ya ve, no tienen nada”.

Graciela Gómez señaló: “Nos enteramos que hace 24 horas transfirieron el dominio de la camioneta secuestrada y hoy están bloqueando la cédula parcelaria de sus inmuebles. Quieren eludir su responsabilidad y sin importarle la vida de mi hijo me presionan para que acepte una dádiva”, dijo entre llantos la mamá de Santino.

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores