Provinciales

OránAseguran que la familia del camionero “corre peligro”

La tendencia a «criminalizar» a las personas con el virus de algunos medios de Orán encienden las redes sociales y hay amenazas. Familiares exigen información oficial.

La pandemia desata una paranoia inconciente, ilógica y violenta que puede llegar a producir tragedias peores que la enfermedad misma.

En el caso de San Ramón de la Nueva Orán, la desinformación oficial, los medios de comunicación y las redes sociales le tiraron nafta al fuego. Los miedos al escarnio de un posible linchamiento se sienten en el estómago.

La familia del trabajador que llegó contagiado con el COVID-19 al norte provincial sostiene un estado de angustia que no se puede describir, que cualquiera lo podrá experimentar con el correr de los días; sólo que nadie sabe quién será el próximo, según publicó El Tribuno.

Toda la familia del “Octavo Caso” quedó inmediatamente en cuarentena como lo indica el protocolo.
Sin embargo hay que enteder algunos detalles. Se trata de dos familias emparentadas que viven en un mismo lote, en dos viviendas diferentes.

Todos los integrantes de esas dos familias fueron aislados preventivamente aunque no hay información oficial hacia el resto de los familiares que viven fuera de ese lote.

Desde la ciudad de Córdoba, un hijo reclama información de su mamá, que tiene 74 años, y que quedó en cuarentena estricta sigue reclamando por su estado de salud en general.
“Hay más información en las redes sociales y los portales informativos que la que me brindan las autoridades sanitarias de la Provincia”, dijo el hombre, cuyo nombre se reserva por seguridad de los familiares. 

El hombre está preocupado por su madre, por su sobrina y por todos los familiares que tienen en la misma bolsa.
“Hablé con el médico Gabriel Montiel, que es el encargado del lugar en donde están mis familiares y no me dio información detallada. Me parece que merezco ser informado con datos oficiales y no con lo que sale en la web”, dijo el salteño que ya tiene tonada cordobesa porque vive en esa capital desde hace más de 30 años.

Hay una tendencia a la pasma mediática que es desmedida. Los portales y las redes sociales publicaron nombres, los DNI, direcciones y hasta los números telefónicos de quienes quedaron afectados al aislamiento. Y los vecinos entonces acechan apoyados por este fogoneo informativo.

“Me confirmó Montiel que a mi mamá no le tomaron ni una vez la temperatura, que no la controlaron ni mucho menos que le dieron seguridad. Mi familia me dijo que ayer durmieron todos juntos en un galpón con mucho temor porque en cualquier momento entraban y producían una desgracia”, dijo el familia en comunicación telefónica. El hombre y su compañera están desesperados porque no pueden venir para el norte. Por los controles se haría muy difícil y porque entrar en Orán sería entregarse al escarnio.

“Las autoridades le están pasando la información a los medios que la publican sin ningún reparo, el odio circula por las redes socialesa, recibieron muchas amenazas, nos están tratando peor que animales y en esto el Estado el cómplice. Estamos viviendo una situación angustiante. Queremos que el gobernador Sáenz o las autoridades sanitarias saquen a mi familia de Orán porque tememos por lo peor que les pueda suceder”, concluyó el hombre.
 


CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android


Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

AstronomíaLa NASA descubrió un extraño y gigantesco planeta que no debería existir
Ver anteriores