Salud

Nuevos tratamientos Artritis reumatoidea: la enfermedad discapacitante que padecen 400.000 argentinos

Se caracteriza por la inflamación del revestimiento de las articulaciones, afectando el movimiento del cuerpo. La importancia del diagnóstico tiempo y los nuevos tratamientos para tratarla

Según establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), la artritis reumatoidea es una enfermedad autoinmune, es decir que el propio sistema de defensas del organismo no funciona correctamente y ataca a las células sanas. Es una patología crónica e inflamatoria que afecta las articulaciones, el tejido conectivo, los músculos, los tendones y el tejido fibroso, según publicó Infobae.

A nivel mundial, se estima que existen más de 21 millones de pacientes con Artritis Reumatoidea (AR). En Argentina la prevalencia general de AR se ha estimado entre un 0,96% y un 1,97% por 1000, siendo mayor la frecuencia en mujeres que en varones. Extrapolando los datos al censo del año 2010, podríamos considerar, que existen 400.000 personas que padecen AR en nuestro país.

La artritis es una inflamación de las articulaciones de los huesos (iStock)

La artritis es una inflamación de las articulaciones de los huesos (iStock)

“La patología suele presentarse entre los 20 y 40 años, es decir la edad más productiva y afecta cuatro veces más a las mujeres. Los principales síntomas son dolor e inflamación articular, sobre todo de manos y pies, asociados a rigidez que se agrava con el reposo. También puede afectar los ojos y los pulmones”, sostuvo el doctor Eduardo Mysler, Reumatólogo, Director Médico en Organización Médica de Investigación (OMI).

Según el especialista, la artritis reumatoidea se diferencia de la artrosis dado que ésta última afecta al cartílago y empeora con el paso del tiempo, afectando con mayor frecuencia a personas añosas. Otra diferencia sustancial es que la artrosis no es una enfermedad autoinmune, sino que es una patología degenerativa puramente articular.

“En la Argentina contamos con distintos tratamientos disponibles para los pacientes con artritis reumatoidea pero no todos responden por igual porque cada caso tiene su particularidad. Por eso mismo, aún existen necesidades no cubiertas para las personas con este tipo de enfermedad y disponer de una nueva opción terapéutica implica disponer de más herramientas para mejorar su calidad de vida”, precisó Mysler.

Tratamiento efectivos

Ante un diagnóstico temprano existen tratamientos para frenarla con medicaciones DMAR (Drogas Modificadoras de la Artritis Reumatoidea), por eso es necesario estar alerta. La enfermedad puede ser controlada y manejada a tiempo si, ante los primeros síntomas, se realiza una consulta con el médico reumatólogo, quien indicará un tratamiento acorde a cada paciente para llevar una vida satisfactoria y plena.

Los más de 400 mil pacientes argentinos con artritis reumatoidea cuentan ahora con una nueva opción terapéutica para tratar la enfermedad. El ente regulador de nuestro país, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el uso y comercialización de sarilumab, que comprobó ser eficaz y segura.

La enfermedad puede ser controlada y manejada a tiempo si, ante los primeros síntomas, se realiza una consulta con el médico reumatólogo

La enfermedad puede ser controlada y manejada a tiempo si, ante los primeros síntomas, se realiza una consulta con el médico reumatólogo

Así, bajo Disposición N° 2033/2018 la droga sarilumab fue autorizada para brindarse en el tratamiento de pacientes adultos con artritis reumatoidea activa, de moderada a grave. La misma puede ser administrada en combinación con metotrexato o como monoterapia en caso de intolerancia a este último compuesto.

A través de un amplio programa de desarrollo clínico en pacientes con AR activa de moderada a severa, sarilumab 200 mg demostró su alto nivel de eficacia y un buen perfil de seguridad, tanto en combinación con drogas modificadoras del curso de la artritis reumatoidea sintéticas convencionales (DMARDsc) en pacientes con respuesta inadecuada a metotrexato o a anti-TNF, como en monoterapia en pacientes con respuesta inadecuada o intolerancia al metotrexate.

La droga ofrece una respuesta rápida y sostenida en el control de los signos y síntomas de la AR. También ha demostrado beneficios al inhibir el daño estructural articular, evaluado mediante la progresión radiográfica, por un período de hasta 3 años de seguimiento. En un estudio clínico con comparador activo, ha demostrado ser más eficaz que adalimumab en monoterapia, una de las terapias de uso más extendido actualmente, tanto en el control de signos y síntomas de la AR como en la mejoría de la función física.

Una de las principales causas de indicación de la artroscopía es la fractura

Una de las principales causas de indicación de la artroscopía es la fractura

Además, es altamente eficaz en las distintas poblaciones estudiadas en un amplio abanico de medidas percibidas por el paciente, incluidas la función física, la calidad de vida, el dolor y la fatiga. Su perfil de seguridad está bien establecido, y es consistente con el bloqueo de IL-6 y la ruta de administración SC, con posibilidad de manejar las anormalidades de laboratorio mediante la reducción de la dosis.

“Esta nueva opción terapéutica significa un paso más en el compromiso con los pacientes y nuestra férrea misión de impactar en la calidad de vida de éstos. Al igual que con el resto de las terapias para enfermedades poco frecuentes, Sanofi continúa apostando a la innovación para producir soluciones a patologías complejas” expresó Julián de Luca, Director Médico para Cono Sur de Sanofi.

El impacto en la vida cotidiana

Esta patología produce una significativa discapacidad funcional y laboral. En los casos más severos de la enfermedad -donde se observan marcadas deformidades articulares- las personas suelen abandonar su trabajo y se ven incapaces de realizar actividades propias de la vida cotidiana, como abrir un frasco, girar una manija o retorcer ropa. Esto causa que algunos pacientes tengan que abandonar incluso las actividades de ocio y recreación, afectando así también su vida social.

La consulta médica precoz es clave para detener la enfermedad

La consulta médica precoz es clave para detener la enfermedad

La artritis reumatoidea -por su carácter crónico y oscilante- también impacta, en muchos casos, en la estructura y el funcionamiento familiar, ya que la convivencia con la persona que padece la enfermedad conlleva altas cargas de estrés, sobre todo por la crisis de dolor severo e impredecible que puede sufrir. Por eso es de vital importancia conocer los síntomas iniciales de la enfermedad.

Recomendaciones para reducir las molestias

Existen algunas recomendaciones para incorporar a la rutina diaria que pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes:

-Evitar los esfuerzos y el exceso de actividad física
-Durante el descanso, mantener una postura adecuada, de forma tal que los brazos y piernas se mantengan estiradas.
-Comenzar el día con un baño de agua caliente ya que contribuye a disminuir la rigidez articular matutina.
-Incorporar una alimentación balanceada y evitar el sobrepeso a fin de no recargar las articulaciones de caderas, rodillas y pies.
-Realizar ejercicios “isométricos” porque ayuda a fortalecer huesos y músculos.

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores