Provinciales

Norte provincial Alerta generalizada por varios casos de dengue hemorrágico

A pesar de la gravedad de la situación Salud se niega a declarar la emergencia sanitaria.Tampoco se reconoció ayer en rueda de prensa que hubo un muerto por este mal.

El norte de la provincia asiste por primera vez desde la lamentable llegada del dengue como enfermedad endémica a la zona, a la presencia de la forma más agresiva de la enfermedad: dengue hemorrágico, según informó El Tribuno.

Una agente sanitario residente en la zona oeste de Tartagal falleció con todos los síntomas de esta temible enfermedad, que transmite el mosquito Aedes aegypti y no es el único caso. Una adolescente de Villa Saavedra, hija del vicedirector de una escuela secundaria, se recupera lentamente y el conocido entrenador deportivo Pedro Albis, quien presta servicios en la Dirección de Deporte de Tartagal, fue trasladado de urgencia el domingo a la capital provincial en vuelo sanitario, con todas las características de dengue hemorrágico y permanece en terapia intensiva.

Emergencia sanitaria

Un mes atrás, más precisamente el 23 de marzo pasado, el diputado provincial por San Martín, ante el alarmante aumento de casos de dengue, solicitó la declaración de emergencia sanitaria en Tartagal y otras localidades vecinas, abarcando los departamentos San Martín y Orán.

Al explicar las razones de su pedido, el médico precisó que «son de público conocimiento los problemas en el sistema de salud del norte provincial, por lo que se hace necesaria la presencia del Estado en esta situación. La respuesta no debe ser otra que la reasignación de recursos para la prestación, atención y asistencia sanitaria para todos aquellos pacientes que presentan síntomas de padecer dengue o fiebre amarilla», precisó Pailler en su presentación en la Cámara Baja.

Pailler mencionó, además, que hasta ese momento del lado boliviano se habían confirmado 243 casos y que se registraron 1.164 sospechosos de la patología «lo que llevó a las autoridades del vecino país a poner en marcha el trabajo de 9 brigadas en forma simultánea en la localidad de Bermejo».

Pailler se refirió en su pedido «a la fiebre amarilla como potencial riesgo para la población de estos departamentos porque el transmisor de esa enfermedad es el Aedes aegypti, el mismo que transmite el dengue, zika y chikungunya». El profesional, tomando en cuenta la proliferación del vector no descartó que puedan presentarse casos de esa cuarta patología «potenciada por el factor climatológico que ayuda a la proliferación del vector».

El proyecto de Pailler obtuvo dictamen favorable de la Comisión de Salud por lo que el médico y legislador norteño esperaba presentarla sobre tablas para que definitivamente se declare la emergencia por dengue en el norte de la provincia. En la actualidad, aunque el hospital Perón vuelve a estar abarrotado de pacientes sospechosos de padecer la enfermedad, comenzó a presentarse algo que era inevitable: el dengue hemorrágico, la forma más agresiva de la patología, sin descartarse que pueda haber casos de fiebre amarilla.

El hospital Perón está colapsado

“Mi hija comenzó con todos los síntomas y a los tres días empezó a perder sangre, primero por las encías”, refirió en los medios locales el padre de una adolescente que se encuentra en recuperación en su domicilio, ya que el hospital no alcanza a asistir a la cantidad de pacientes con síntomas de la enfermedad. El padre de la adolescente recordó: “Cuando la llevé a mi hija al médico me di cuenta de que un montón de vecinos míos estaban enfermos; algunos como mi hija, pero muchos más con el dengue común”.
Otro de los que padeció la enfermedad la semana anterior y sigue convaleciente es el periodista Ismal Chamat. “Estaba tan mal que cuando fui al hospital el médico me dijo que me quede para ponerme suero; pero no había lugar donde internarme, así que como a muchos enfermos me internaron en el pasillo. Así estuve 24 horas hasta que me dieron de alta para que haga reposo en mi casa. Me sentía realmente muy mal, pero era más cómodo y seguro en mi cama que en el hospital donde tenía que estar sentado en el pasillo”, recordó.
El fin de semana pasado, la referente de las CCC, Felisa Contreras, como le sucede a la mayoría de los pacientes, esperó por horas con su hijo de corta edad hasta que finalmente se dirigió hacia la gerencia, donde “no había quien atienda, estuve horas con mi hijo enfermo. Tendrían que abrir una nueva guardia para los pacientes con fiebre. Entre la falta de atención y el mal trato, no se puede aguantar más”, expresó. 
Durante las últimas semanas los reclamos al personal de salud -desbordado por la cantidad de pacientes febriles- se multiplicaron de tal manera que los medios de comunicación de la zona se hicieron eco solo de algunos casos.
 

Etiquetas

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores