Deportes

Mexico“A Maradona lo van a echar porque está enfermo”

El entrenador mexicano José Luis Sánchez Solá arremetió contra Diego, los dirigentes de su nuevo club y hasta la ligó Mohamed. “Lo que hacen con él es prostitución”.

Diego Maradona no pasa desapercibido para nadie y en ningún lugar y así como tiene admiradores en todo el mundo, también ha sabido ganarse muchos detractores con sus actitudes y opiniones siempre en los extremos, y su llegada a México generó una revolución pero no todos lo entienden como algo positivo.

“Maradona no va a hacer nada y no porque no sepa, sino porque no puede. Es un ser humano que está enfermo y no se da cuenta quien lo contrata, ni sus allegados, más allá de lo que haya hecho como futbolista. Más que contratarlo, necesitarían los grandes clubes del mundo ayudarlo a salir de su enfermedad”, fueron las explosivas declaraciones de José Luis Sánchez Solá, más conocido como Chelís, en diálogo con ESPN México.

Chelís es un experimentado entrenador con pasado en Puebla, Tecos y Veracruz entre otros clubes, y con presente en Las Vegas Lights de Estados Unidos, un equipo con apenas un año de antigüedad que confió en él para dar sus primeros pasos.

Pero las críticas de Sánchez Solá no fueron exclusivas para Maradona a quien trató de enfermo. También apuntó a los dirigentes de su nuevo club: “Es un ser humano del cual se están aprovechando. Obviamente, al estar mal no les va a funcionar y lo van a acabar despidiendo, porque va a reincidir en las cosas que acostumbra este señor. Tú no puedes agarrar a un ser humano para beneficiarte, eso es prostitución”. 

Y por último, también la ligó Antonio Mohamed por recomendar a Diego: “Si lo quisiera ayudar y fuera su amigo, lo manda a un hospital antes de darle un equipo en Culiacán. Eso no es ser amigo”.

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores