Política

Órdenes a sus senadores128 jueces nacionales y federales quedan sin nombramiento por presión de gobernadores kirchneristas

Manzur, Bertone, Casas, Peppo y Zamora habrían llamado a senadores justicialistas para pedir que los pliegos judiciales fueran congelados hasta después de los comicios presidenciales.

«No tratar más pliegos hasta después de las elecciones». Esa fue la instrucción que varios gobernadores peronistas le dieron a sus senadores en las últimas dos semanas, luego de que comenzaran a alinearse detrás de la candidatura de Alberto Fernández secundado por Cristina Kirchner.

Entre ellos, estarían Juan Manzur (Tucumán), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Sergio Casas (La Rioja) y Domingo Peppo (Chaco), según publicó Infobae.

«Hay gobernadores, además, que están en medio de un proceso electoral en sus distritos y necesitan el apoyo del kirchnerismo a nivel local», explicó un integrante del bloque peronista en el Senado.

Este domingo hay elecciones en Tucumán y Entre Ríos, y el domingo 16 en Formosa y Tierra del Fuego, todas provincias gobernadas por peronistas alineados hoy detrás de Cristina Kirchner.

«Mi voluntad es sacar una cierta cantidad de pliegos de jueces de acá a fin de año. Los nombres surgieron de decisiones y acuerdos políticos del anterior Consejo de la Magistratura, de los que La Cámpora formó parte. Si hay cuestionamientos a alguno en particular, lo evaluaremos, pero creo que no corresponde dejar los Juzgados vacantes habiendo atravesado los candidatos todo el proceso correspondiente», dijo Miguel Ángel Pichetto, jefe de la bancada de senadores justicialistas.

Hasta que los senadores decidan tratar los pliegos de los magistrados en condiciones de jurar, hay 237 juzgados y tribunales nacionales y federales – sobre un total de 988 cargos- que no tienen un juez titular. Esto implica que deben ser subrogados por otro magistrado o magistrada, con la consiguiente sobrecarga de trabajo y demora en el avance de las causas.

«Hay varios jueces federales de provincias que están pendientes. Muchos de fueros civiles, comerciales o laborales, no conflictivos como quizás lo son los penales. Siempre tratamos de designar a candidatos que no tuvieran objeciones en esos distritos, atendiendo los requerimientos de los gobernadores provinciales», reconoció el senador Pichetto, jefe del bloque justicialista.

Y remató: «A la posición radicalizada del bloque del FPV, se suman algunas objeciones dentro de mi bloque. Voy a ver lo que se puede votar». Con una larga experiencia parlamentaria, Pichetto no quiere forzar una votación en la que su bloque quede dividido.

Los argumentos del FPV

Un integrante de la bancada del Frente para la Victoria (FPV) confirmó a Infobae que «más allá de los nombres puntuales de los candidatos, hay un impasse hasta después de las elecciones. Se va a frenar todo hasta revalidar la representación política en el Parlamento».

Marcelo Fuentes, jefe de ese bloque de nueve miembros, argumentó que «el acuerdo del Senado a los jueces es de naturaleza política. En las próximas semanas habrá eventuales recambios en varias provincias, y los gobernadores tienen derecho a opinar».

El senador neuquino e integrante de la Comisión de Acuerdos cuestionó además «los antecedentes políticos de determinados candidatos, que son funcionales a la persecución política que alienta este Gobierno».

De hecho, el preacuerdo para tratar 20 pliegos de jueces federales de diversos fueros, para cubrir vacantes en distintos puntos del país en la sesión del 22 de mayo se cayó, en parte, también porque el primero de la lista era del de Ignacio Mahiques, candidato al Juzgado Federal de Mercedes (Pcia de Bs As). Se trata de uno de los dos fiscales – junto a Gerardo Pollicita (titular de la Fiscalía Federal Nº 11) que llevó adelante la acusación contra Cristina Kirchner en el juicio por el direccionamiento de la obra pública.

El argumento de que «el Gobierno utiliza a los jueces como herramienta de persecución política» estuvo presente en la reunión que hubo en la sede del Partido Justicialista a mediados de mayo, de la que participó la ex mandataria. Allí, la Comisión de Acción Política del PJ le pidió a los senadores justicialistas «frenar» la designación de jueces.

«Hay un uso político y electoral del Poder Judicial, con aprietes y condicionamientos», le dijo a Infobae un legislador  que participó de esa reunión. «El propio Macri, en su campaña 2015, decía que un gobierno que se iba no debía nombrar nuevos jueces sobre el final de su mandato», agregó.

«Cayó mal que el Presidente haya pedido el juicio político del juez (Alejo) Ramos Padilla. O que el fiscal que acusó a Cristina en el juicio de la obra pública (por Ignacio Mahiques), haya valorado la declaración de (Leonardo) Fariña para pedir su procesamiento, siendo que su hermano es funcionario del Ministerio de Justicia (Juan Bautista Mahiques, subsecretario de Asuntos Penitenciarios), y Fariña ingresó al programa de protección de testigos y tuvo reuniones con el ministro de Justicia», sostuvo uno de los referentes del kirchnerismo en temas de Justicia que estuvo presente en esa reunión partidaria.

Pliegos con dictamen

El Bloque Justicialista es mayoría en el Senado y tiene la llave para destrabar la aprobación de los 66 pliegos que tienen dictamen de la Comisión de Acuerdos. A este número deberían sumarse los de los 10 candidatos que tuvieron este miércoles la audiencia pública en la Comisión, pero cuyos dictámenes aún no fue firmados porque no se reunió el quórum necesario de 9 senadores presentes al mismo tiempo. Se estima que dictamen con el acuerdo de estos 10 pliegos saldría en en la próxima reunión de Comisión. Así, sumarían 76 los que estarían en condiciones de ser aprobados en el recinto.

El clima se enrareció antes de que comience la audiencia por las objeciones que recibió Federico Hooft, candidato a juez federal de Mar del Plata, por parte de organismos de derechos humanos y del kirchnerismo. Su entrevista, de hecho, se postergó por las impugnaciones recibidas.

El presidente de la Comisión de Acuerdos, el senador justicialista Rodolfo Urtubey advirtió que «el Senado tiene una función de cogobierno institucional en la designación de jueces. Hay pliegos pendientes de San Juan, Mendoza, La Rioja, Chaco, además de la Provincia de Buenos Aires y Capital. Dejar sin cubrir esas vacantes porque un gobierno termina en seis meses, es una denegación de Justicia».

En total, los pliegos de candidatos enviados por el Presidente al Senado para que obtenga acuerdo suman 128, según le confirmó a Infobae el ministro de Justicia, Germán Garavano. Fueron elegidos por Mauricio Macri de las ternas votadas por el Consejo de la Magistratura, a partir de un orden de mérito resultante de un examen escrito, los antecedentes académicos y una entrevista personal.

«No aprobar más pliegos implica asumir que los jueces son de Macri o de Cristina Kirchner. Y los procesos judiciales en curso demuestran que los jueces, finalmente, no son de nadie», reflexionó Urtubey.

Preferencia de tratamiento en el aire

Si bien en la sesión pasada se aprobó una moción del senador radical Ángel Rozas de darle preferencia al tratamiento de pliegos en la próxima sesión del plenario, ésta aún no tiene fecha.

«Puede que haya una sesión más antes de las PASO, el 26 de junio, pero no hay clima para tratar el tema de los pliegos. Todo va a pasar para después de las elecciones», auguró una fuente calificada del Senado.

Urtubey se mostró confiado, sin embargo, en que por la preferencia votada en el último plenario, en la próxima sesión -aunque no tenga fecha-«alguna cantidad de pliegos debería votarse. Después habrá que discutir cuáles».

Sin embargo otro integrante de la Cámara alta advirtió: «Tuvimos solo dos sesiones ordinarias en todo el año. En medio de este proceso electoral no creo que tengamos otra hasta después de las elecciones».

Reclamo de los magistrados

La cantidad de pliegos de jueces que están pendientes de acuerdo en el Senado es una de las preocupaciones que le transmitió la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al ministro de Justicia, Germán Garavano, en un almuerzo el miércoles último.

El temor de los magistrados es justamente que la campaña electoral congele su aprobación, hasta que se conozca quién estará al frente del nuevo gobierno. La intención transmitida por los funcionarios de que iban a «negociar la aprobación de, al menos, algunos» no conformó a los presentes. «El PJ está diciendo: para qué le vamos a aprobar jueces, si se van en noviembre», se lamentó un magistrado que estuvo en el almuerzo.

 

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

EuropaCasas por 1 euro en Italia: en qué pueblos se encuentran y requisitos para comprarlas
Ver anteriores